¿Qué hacer gratis en Burdeos?

Burdeos es una ciudad perfecta para hacer una escapada de fin de semana. Hay muchas razones para visitar Burdeos: su gastronomía, su centro histórico conocido como “la Bella Durmiente”, su fotogénica fuente y es quizás una de las ciudades más reconocidas internacionalmente en el mundo vinícola.

Es a menudo llamada “la perla de Aquitania”, en 2007 una parte de la ciudad, Puerto de la Luna, fue registrada como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco con 347 edificios protegidos y más de 1810 hectáreas reconocidas, además de 3 iglesias (Saint-André, Saint-Michel y Saint-Seurin), incluidas dentro del marco del Camino de Santiago. A esto se la añade que, en 2017 la revista Lonely Planet la consideró la ciudad número 1 para viajar en 2017.

No te preocupes si tienes poco presupuesto para tu viaje a Burdeos, aquí os proponemos una lista de cosas que hacer en Burdeos sin gastarse ni un euro.

Si no has visitado nunca Burdeos te recomendamos este tour gratis: free tour Burdeos imprescindible

¿Necesitas que te demos más razones para visitar Burdeos?

Visitar la Catedral de Saint André

La catedral de Burdeos es uno de los mejores ejemplos del gótico francés. Fue construida sobre una iglesia primitiva que databa del año 814, aunque ésta fue destruida. La actual catedral fue construida entre los siglos XII y XIV, sobre los restos del edificio románico del s. XI. Durante la Revolución Francesa sirvió como almacén de forraje para los animales.
Su exterior es espectacular, sobretodo la fachada norte, con las dos torres gemelas de 81 metros, pero en el interior destacan las impresionantes vidrieras.

Encontrar la Pey Berland

La Pey Berland es el campanario de la catedral de San Andrés, cuenta con 66 metros de altura. Fue llamada así por su mecenas, Pey Berland impulsor de la renovación de la iglesia en Aquitania. Esta torre construida en el siglo XV responde al deseo de dotar a la catedral con grandes campanas que habrían podido poner en peligro su estructura, por este motivo la torre se encuentra separada de la catedral.

En su interior consta de tres campanas, una campana mayor y Notre-Dame. Siempre en actividad, Marie, Clémence y Marguerite repican junto a Ferdinand-André, instalada en 1869 y con más de ocho toneladas de peso.


Catedral-de-Saint-André.png

Escuchar las camparnas de La Flèche


Este campanario está situado junto a la capilla Saint Michel, en su interior alberga 22 campanas, ¡Es imposible no escucharlas repicar si estás en Burdeos!

Este campanario mide 114,60 m de altura, siendo así el edificio más alto del mundo en su año de construcción. A día de hoy este campanario es el más alto del sur de Francia y el segundo campanario más alto de Francia.


La-Flèche.png

Echarse una foto en la Plaza de la Bourse


La plaza de la Bourse es uno de los lugares más icónicos de la ciudad, data del siglo XVIII fue la primera brecha de las murallas, para ser la abertura de la ciudad al río y ofrecer una imagen más acogedora al extranjero. Abría también la puerta a la construcción de una ciudad clásica.

Desde 1869, adorna la plaza la fuente de las Tres Gracias, pero fue en 2006 cuando se colocó una placa de granito negro que se llena con 2 cm de agua, hecho que lo convierte en el espejo de agua más grande del mundo.


Plaza-de-la -bourse.png


Recorrer la calle Sainte Catherine

Es la zona más comercial de la ciudad, y la calle peatonal más larga de Europa, con sus 1,2 km de largo.

Al final de la calle encontrarás la plaza de la Victoire, donde podrás ver la puerta de Aquitania.


Sainte-Catherine.png


Atravesar la galería comercial Bordelaise

Es vuestro paseo por la Sainte Catherine os encontraréis esta galería comercial que te hará viajar en el tiempo con sus columnas de mármol y sus rejas de hierro forjado
Fue construida en el segundo cuarto del Siglo XIX, y es uno de los dos pasajes cubiertos de la ciudad junto con el Passage Sarget.

Galería-comercial-bordelaise.png

Plaza Quincones

La place des Quinconces es una de las plazas más grandes de Europa, con una superficie de aproximadamente 126 000 m².

Fue trazada en 1820 en la ubicación del Château Trompette, con el objetivo de evitar una rebelión contra la ciudad.

En esta plaza destacamos dos monumentos:

Las dos columnas rostrales de 21 metros de altura frente al Garona fueron erigidas por Henri-Louis Duhamel du Monceau en 1829. Una de ellas simboliza el comercio, y la otra la navegación. En 1858 se añadieron las estatuas de mármol blanco de Montaigne y Montesquieu

El monumento principal fue erigido entre 1894 y 1902 en memoria de los girondinos que cayeron víctimas de El Terror durante la Revolución francesa. Se compone de un gran pedestal enmarcado entre dos cuencos, decorado con caballos y tropas de bronce, y coronado con una gran columna con una estatua en su cima que representa el espíritu de la libertad.

Es una plaza muy animada donde se organizan mercadillos y conciertos.


Plaza-quincones.png


Conocer el decantador de La Cité du Vin

Entrar en la La Cité du Vin cuesta dinero, pero merece la penar ver el edificio por fuera. Tiene una silueta muy particular, algunos afirman que tiene forma de platillo volante, aunque es en realidad un decantados de vino.


La-Cité-du-Vin.png


Cruzar la puerta de Cailhau

La puerta de Cailhau se encuentra en el barrio de San Pedro, conocido como “La bella Durmiente” de Burdeos. Es una de las seis puertas que en la antigüedad daban acceso a la ciudad de Burdeos, fue construida en honor a Carlos VIII, dada su situación en la zona cercana al río, esta era la entrada principal a la ciudad desde el puerto. Se puede subir gratis hasta el primer piso donde hay una exposición, pero el resto es de pago.


Puerta-Cailhau.png


Ver elevarse el puente Chaban Delmas

Este moderno puente fue construido en 2013 y tiene la peculiaridad de elevar toda su plataforma central unos 55 m para permitir así el paso de los barcos.


Puente-Chaban-Delmas.png


Reconocer las musas en la portada del GranTeatro

Construido en 1780 en estilo neoclásico, este majestuoso edificio obra de Victor Louis y fue construida en la época de Luis XVI. En su portada podemos ver 12 estatuas de piedra que representan a 9 musas acompañadas por 3 diosas.


Portada-del-Teatro.png


Ver la Grosse Cloche

Esta es otra de las antiguas puertas de Burdeos. Destaca por su campana de 7750kg de peso llamada Armande-Louise. Esta campana suena 6 veces al año, en las celebraciones mayores, como el día de la Bastilla. En el pasado como prisión y cumplió una función defensiva.

Si quieres entrar a las mazmorras tienes que pagar, eso ya lo dejamos a tu elección.


La-Grosse-Cloche.png


Cruzar el río Garona por el Puente de piedra

Nuestra siguiente propuesta es que cruces el puente de piedra que atraviesa el río Garona uniendo la orilla izquierda (Cours Victor Hugo) con el barrio de la Bastide (Avenue Thiers) en la orilla derecha. Está registrado como monumento histórico desde el 17 de diciembre de 2002.

Como curiosidad os contaremos que el puente consta de 17 arcos lo que corresponde al número de letras del nombre de Napoleón Bonaparte. En los lados, cada pila de ladrillos está realzada por un medallón blanco en honor el emperador. También están presentes pequeñas representaciones del escudo de la ciudad, compuesto por tres croissants o lunas entrelazados. Este puente fue el único en la ciudad hasta la construcción del puente de San Juan en 1965.

¡Es el lugar perfecto para acabar tu escapada a Burdeos!