Lisboa es una ciudad que enamora con su aire bohemio, sus fachadas de azulejos, la cercanía de sus gente, sus miradores, etc. Todo ello unido al buen clima y a la buena gastronomía hacen de Lisboa un destino muy interesante. Desde Toursgratis.com hemos seleccionado 7 lugares imprescindibles que no pueden faltar en tu itinerario lisboeta. 

Catedral de Lisboa

La Catedral de Lisboa o Sé de Lisboa (Sé proviene de “sede” episcopal), como se le llama a en la capital portuguesa, se encuentra en el histórico barrio de Alfama. Su historia antiquísima está reflejada en sus variados estilos arquitectónicos. Destacan en su fachada occidental las dos torres almenadas que dan a la catedral un aspecto de fortaleza. No obstante, como hemos indicado, los estilos de la catedral son diversos. Aunque su fachada tenga un aspecto romántico, su interior es todo un contraste de capillas góticas que esconde bellezas como la tumba del caballero Fernandes Pacheco o el retablo de la capilla Bartolomeu Joanes. 

Otro espacio que merece la pena visitar de la Sé de Lisboa es el Tesoro de la Catedral. Esta parte está formada por cuatro salas con colecciones de objetos de orfebrería, imágenes, manuscritos y reliquias relacionadas con San Vicente. 

que ver en lisboa catedral.jpg

El Panteón Nacional

Antiguamente en el Panteón Nacional de Lisboa era conocido como la iglesia de Santa Engracia. Para entender este nombre tenemos que remontarnos al siglo XVI cuando la infanta doña María, hija del rey Don Manuel y devota de Santa Engracia, mandó construir una pequeña iglesia que sería terminada tres siglos después. Este hecho ha dado lugar a un refrán popular “parecen las obras de Santa Engracia” para referirse a algo que tarda mucho en realizarse. 

La arquitectura del Panteón Nacional es un ejemplar único del barroco en Portugal. Llama la atención su cúpula situada a 80 metros del suelo. También cabe destacar la nave céntrica con su suntuosa decoración y las salas tumularias que acogen distinguidas personalidades como Hondas de Anteón o la fadista portuguesa Amàlia Rodrigues

Reseñar su terraza, una de los miradores más bellos de Lisboa desde donde se puede disfrutar de una perspectiva única de la ciudad, en especial del Barrio de Alfama y del río Tajo. 

Monasterio de los Jerónimos

Es uno de los monasterios más importantes y llamativos de Portugal. Está ubicado en el barrio de Belém, enclave donde se mandó construir por Manuel I tras el regreso de Vasco de Gama de su histórico viaje a la India. Su fachada tiene más de 300 metros de largo y será lo primero que nos llamará la atención. Todo el monasterio se caracteriza por un estilo manuelino (variedad del gótico con mucha decoración marítima). 

Su forma interior es de cruz latina compuesta por tres naves de igual altura. Destacan sus seis delgadas columnas octogonales que se abren en la parte superior y que sostienen la bóveda nervada de 29 x 19 metros. Por otra parte, no podemos perdernos en nuestra visita al monasterio su claustro cuya decoración está llena de motivos marítimos que evocan a la época de los exploradores. 

En su ala este se encuentra el Museo Nacional de Arqueología que cuenta con la colección arqueológica más importante de Portugal. Tras la visita al monasterio, no olvides acudir a la Fábrica de los pasteles de Belém situada a pocos metros. Terminar la jornada con un pastel de belém y un café es toda una experiencia. 

monasterio de san jeronimo portugal.jpg

Torre de Belém

Esta torre que en el siglo XVI servía como fortaleza para proteger la entrada al Puerto de Lisboa, es hoy un monumento declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO. Se encuentra sobre la antigua playa de Restelo, desde donde partían las carabelas en sus expediciones hacia otros continentes. 

La torre se reparte en cinco pisos: la Sala del Gobernador, la Sala de los Reyes y la Sala de Audiencias, una capilla y la terraza de la torre. Si subes a su terraza contemplarás toda la zona de Belén presidida por el puente 25 de abril sobre el río Tajo. Toda una estampa que seguro querrás inmortalizar en una foto. 

No obstante, su principal atractivo reside en su decoración exterior. Toda la arquitectura está esculpida en piedra y encontraremos diversos elementos naturalistas alusivos a las nuevas colonias como la gárgola de rinoceronte. Además, si tienes pensado pasear por Belém échale un vistazo a nuestro tour para terminar la jornada degustando los famosos pasteles de canela y nata. 

que ver en portugal torre de belem.jpg

Plaza del Comercio Lisboa

Junto con la plaza del Rossio, la plaza de Comercio es la más importante de Lisboa. La plaza cuenta con dos puntos de especial interés: el Arco Triunfal da Rua Augusta y la estatua ecuestre de José I. El arco está situado en el lado norte de la plaza y es la entrada a la calle Rua Augusta, la más importante de La Baixa. Por otra parte, la escultura ecuestre del Rey José I está en el centro de plaza y tiene 14 metros de altura. La Plaza del Comercio es el punto de partida para conocer a fondo la ciudad con nuestro tour privado, pincha aquí y consulta el itinerario. 

plaza del comercio lisboa.jpg

Castillo de San Jorge Lisboa

El Castillo de San Jorge de Lisboa domina la colina del barrio de Alfama. Es uno de los grandes emblemas de la ciudad y se convierte en una visita obligada si visitas la ciudad. Lo que más destaca es su fortaleza y sus fantásticas vistas de Lisboa. Está situado a 15 minutos a pie de la Baixa y la forma más fácil de acceder es usando el tranvía 28

Las primeras menciones del castillo datan del siglo VIII cuando los musulmanes que gobernaban por entonces la ciudad contaban con una zona amurallada. A día de hoy, dichas murallas exteriores son aún parte visible del castillo y se pueden divisar desde el centro de la ciudad. 

Te aconsejamos visitarlo al atardecer para contemplar de su espectacular estampa. 

Elevador de Santa Justa

El elevador de Santa Justa conecta la Baixa lisboeta con el Chiado y el Barrio Alto. Se trata de una de las principales atracciones de los turistas ya que desde su plataforma superior se pueden contemplar grandes vistas del centro de la ciudad. Fue diseñado por Raul Mesnier de Ponsard, un discípulo del artista Gustave Eiffel, el constructor de la Torre Eiffel. 

Para subir al Elevador de Santa Justa de Lisboa tenemos varias opciones: comprar el ticket en la taquilla al pie del elevador con dos viajes y acceso al mirador; usando el crédito de las tarjetas de transporte o con el Lisboa Card. 

que ver en lisboa elevador santa justa.jpg



Si te has quedado con ganas de más, no dudes en consultar los tours gratuitos de Lisboa que te ofertamos desde ToursGratis.com. Nosotros nos encargamos de conocer el mundo para compartirlo contigo.