Tabla de contenidos

Camina por su Casco Histórico

Jerez de la Frontera tiene muchos contrastes en su historia, y a lo largo de su vida ha albergado a varias culturas en el. Por esta y muchas otras razones deberás visitar esta encantadora ciudad. Sin duda alguna, uno de los paseos indispensables es por su Casco Histórico en el que podrás encontrar varios edificios de distintas épocas y estilos, lo cual hacen de Jerez una ciudad tan interesante.

Te recomendamos empezar tu recorrido por el edificio de ¨El Gallo Azul¨, que es espectacular para fotografiarlo, puedes caminar por el paseo peatonal de la Calle Larga donde se encuentran todas las tiendas y comercios más importantes y dirigirte hacia la Plaza del Arenal. Esta Plaza es la principal de la ciudad y debe su nombre a la actividad que cumplía antiguamente: luchas, batallas y enfrentamientos entre caballeros.

En el centro de la plaza se encuentra el monumento de Miguel Primo de Rivera, obra de Mariano Benlliure a la cual lo acompaña una fuente con ángeles y delfines. Alrededor de la plaza puedes tomarte una caña en cualquiera de sus múltiples terrazas y disfrutar de la calma de la vida andaluza. Sin dejar de lado la visita de las demás calles del centro, que de seguro encontrarás un rincón perfecto para una fotografía. Si quieres sacarle mayor provecho a tu visita puedes reservar nuestro Free Tour Jerez de la Frontera Imprescindible, te va a encantar.

 

alcazar de jerez.jpg

Visita el Complejo Monumental del Alcázar de Jerez

El Alcázar de Jerez es uno de los pocos ejemplos de la arquitectura almohade en la Península Ibérica, y en el se puede llegar a divisar cómo era la vida cuando los árabes dominaban esta región.

Tiene una extensión de 4 kilómetros y en el interior de sus murallas llegaron a convivir hasta 16 mil personas. Fue construido en el siglo XII y se lo ha ido restaurando y adecuando desde entonces. Conserva en su interior una mezquita, baños árabes, jardines palaciegos y aún se pueden reconocer las puertas que servían como entrada a la ciudad. Te recomendamos visitar en especial la mezquita, ya que guarda todos los elementos propios necesarios para el rito musulmán.

 

catedral de jerez.png

Deslúmbrate con la imponente Catedral de Jerez 

La Catedral de Jerez fue construida en el siglo XVII pero solamente hasta 1980 se la denominó catedral. La peculiaridad de este templo es que fue levantada sobre una antigua Mezquita Mayor y guarda los estilos gótico, barroco y neoclásico. A la vista es muy imponente y gracias a su complejidad arquitectónica llama mucho la atención. Puedes tomarte tu tiempo viendo su fachada y distinguiendo los rasgos que alberga de cada estilo.

Se puede ingresar a su interior y ver algunas obras de arte que son una verdadera joya; entre ellas están: El Cristo de la Viga, que es muy famoso y esperado en Semana Santa, la Virgen Niña de Zurbarán, muchas esculturas de apóstoles entre otros. Además de las imágenes de sus retablos cuenta con un museo de arte sacro en su interior donde encontrarás todo tipo de ornamentos de plata de los siglos XVIII y XIX. Existe un dato curioso sobre la Catedral, su campanario está erigido por separado y se dice que ahí podría haber estado el minarete de la antigua Mezquita que ahí se situaba.

 

real escuela ecuestre.jpg

Mira Bailar a los Caballos de Jerez

Jerez de la Frontera es altamente conocido por sus caballos y su arte ecuestre, y este ha sido el motivo de visita de varios turistas y conocedores a esta maravillosa ciudad. Y sin duda no puede faltar en tu lista de actividades la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre. Aquí podrás ver espectáculos de caballos típicos de la región.

No estamos mintiendo cuando decimos que puedes ver bailar a los caballos, ya que en verdad es un ballet formado por caballos andaluces de pura raza que se mueven graciosamente al son de la música española. Los equinos están ataviados con los vestuarios típicos del siglo XVIII y protagonizan una serie de coreografías que de seguro te encantarán. Sólo al verlo entenderás la riqueza de este arte, la misma que la dota de importancia a nivel mundial.

En los espectáculos se conjugan la doma clásica, la vaquera y la equitación tradicional, componiendo entre 6 y 8 coreografías que son un deleite.

Luego de ver las funciones puedes pasar por su museo y conocer a más profundidad este hermoso arte ecuestre.

tabancos jerez.jpg

Visita sus Bodegas y tabancos

Hasta que al fin llegamos a este importante apartado, ya que Jerez además de sus caballos es mundialmente conocido por sus vinos. Razón suficiente para visitarla y conocer sus bodegas y distintos tabancos.

Los tabancos son despachos de vino, que son muy tradicionales y típicos de este enclave gaditano; aquí podrás degustar de todos sus tipos de vinos y además disfrutar de la exquisita gastronomía. Puedes deleitarte con los sabores de un fino, palo cortado, amontillado u oloroso mientras vives de cerca la cultura jerezana, y si tienes suerte podrás incluso escuchar un poco de flamenco. Entre los tabancos más populares y antiguos están: El Pasaje, Tabanco San Pablo y el Casa Cristo, donde seguramente pasarás genial.

En cuanto a las bodegas, tienes una amplia lista de opciones por visitar, dependiendo de lo que quieras conocer y de tus conocimientos enológicos, pero son muy recomendables las clásicas como Álvaro Domecq que data de 1850 y es muy famosa y también la del Tío Pepe que se convirtió en la primera en exportar vinos en el siglo XIX. Todas las visitas son guiadas y disponen de una cata, definitivamente, no podrás irte de Jerez sin haber probado sus vinos.


circuito de jerez.png

Siente la adrenalina en el Circuito de Jerez

El Circuito de Velocidad de Jerez es uno de los más importantes de España entera, y en varias ocasiones del año recibe a aficionados de todo el mundo que confluyen a esta ciudad a presenciar las distintas competencias que se llevan a cabo.

Si te gusta la velocidad, la adrenalina y la fórmula 1, realizar una visita guiada a este recinto será una experiencia recomendada. Podrás vivir en primera persona todo lo que conlleva esta disciplina y además puedes acceder al Museo del Motor y encontrar artículos de grandes pilotos del automovilismo y motociclismo.

Vive el Flamenco en el Barrio de Santiago

La cuna del flamenco está sin duda alguna en Jerez, y sobretodo en el barrio de Santiago; aquí nacieron personajes como, Lola Flores o José Mercé quienes han sido representantes dignos de este arte. Pasear por este barrio es vivir en carne propia lo que significa una barriada flamenca, con mucho color y encanto en sus calles y la calidez y cercanía de los vecinos que lo habitan.

Tras la reconquista se creó este barrio gracias a Alfonso X el Sabio en una zona aledaña a la muralla y desde entonces fue poblándose de a poco de familias gitanas para las cuales el flamenco era parte de su vida diaria. Con el tiempo esta tradición fue pasando por generaciones y el lugar se ha ido llenando de ferias y tabancos donde aún se puede presenciar el flamenco en estado puro.

Conoce la Iglesia Gótico Mudéjar de San Dionisio

Otro templo importante de la ciudad es la Iglesia de San Dionisio, ya que es el hogar del patrono de la ciudad y en importancia religiosa le sigue a la Catedral. Su estilo es gótico mudéjar y está construida sobre una antigua mezquita almohade perteneciente al Sharis Islámico. En su interior tiene varios retablos y joyas de la arquitectura, además de que hay muchas imágenes religiosas que merecen la pena ver.

La imagen de la Señora del Mayor Dolor se encuentra ahí y recibe muchos visitantes por su belleza, la misma que le ha dado el mérito de ser una de las mejores dolorosas de la ciudad. Si quieres conocer a fondo las historias de este lugar puedes reservar nuestro Free Tour Iglesia de San Dionisio.

Esperamos que disfrutes al máximo de tu visita a Jerez de la Frontera, una joya al sur de la península con un encanto único.